Imprimir
Categoría: Ventas

Showrooming y webrooming por Tomás ArrieroDesde hace tiempo me voy encontrando con empresarios que se sienten agraviados por los consumidores que prueban las mercancías en sus establecimientos para finalmente comprarlas en Internet, a esto se le llama showrooming.

Showrooming: Cuando un comprador prueba un producto en una tienda física, pero lo compra desde una tienda online.

Muchos consumidores tienen la necesidad de asegurarse de que la mercancía va a ser de su gusto, o la talla va a ser la adecuada, por eso acuden a los comercios tradicionales. En algunos casos, después de tocar el producto y ocupar los servicios del establecimiento terminan comprándolo por Internet, mayormente por un ahorro en el precio del producto. Diversas encuestas determinan que casi el 50% de las personas han hecho showrooming en alguna ocasión.

Sin embargo, muchas veces los comerciantes no son conscientes de que multitud de personas realizan este proceso a la inversa, se informan en Internet y compran en las tiendas físicas, a esto le llamamos webrooming.

Webrooming: Cuando un comprador ha comparado los productos que le interesan a través de Internet y acude al establecimiento final para una última evaluación y compra.

Hoy en día, disponemos de infinidad de información, por lo que los consumidores hacen uso de ella y comparan tanto productos como establecimientos para terminar decantándose por la compra física. Casi el 70% de los consumidores hacen webrooming.

Los comerciantes locales preocupados por el showrooming tienen algunas soluciones a su alcance:

Además, aquí les dejamos parte de un estudio de Merchant Warehouse que indica lo que prefieren los consumidores de las tiendas físicas en comparación con las tiendas online: