Menú principal

Música en la Publicidad¿Recuerda la música de su anuncio preferido? ¿Qué música le viene a la cabeza de Coca-Cola Light, Lotería de Navidad, Movistar, Audi, Levi’s? ¿La recuerda? La música tiene un gran valor memorístico, ayuda a recordar, por lo tanto si consigue que relacionen su marca, sus productos, su imagen con un tema musical o con un estilo conseguirá una rápida identificación de su empresa.

Usted puede crear su propia música original o utiliza otra ya existente, tiene además varias posibilidades:

Música Original: Son una gran ayuda como sello de carácter y para crear imagen empresarial.

- Jingles: Cancioncillas identificativas que le ayudan a anunciar algo.

- Música genérica: Tema instrumental que define la marca, como un logotipo musical.

- BSO o Música de un estilo concreto: Creadas concretamente para el propio anuncio.

Música Preexistente:

- Adaptación: Tema conocido al que se le cambia la música o la letra.

- Librería Musical: Las agencias y emisoras tienen sus propias galerías musicales compuestas para los anuncios.

- Temas musicales comerciales: No está muy claro que se pueda utilizar la música comercial para los anuncios, si no es previo pago, aunque a nivel local se hace sin mayor problema. De hecho es la forma más utilizada.

La selección de la música es muy importante pues influye en la retención de la información que queremos transmitir a nuestros potenciales consumidores. Por ejemplo una música agresiva puede ayudar a retener la información, aunque puede hacer que otras informaciones del anuncio pasen desapercibidas. Una musicalización suave por el contrario puede dar lugar a una menor retención del mensaje.

Piense en el anuncio que quiere realizar. Estas son algunas pautas que puede seguir para ponerle música:

  • Una panorámica, un paisaje, un lugar puede musicalizarse con música reposada.
  • Un cambio de timbre, de ritmo, puede servir para separar dos ideas, expresar distintos productos o líneas de negocio diferentes.
  • Los planos cortos, los mensajes íntimos, se adaptan perfectamente a la música interpretada con poca orquestación, o por un solista. Por el contrario planos generales, aéreos o imágenes grandiosas sugieren una gran orquesta
  • La música en la que predomina un ritmo marcado puede servir para enumerar ideas, características o realizar cambios de planos continuados.
  • Pero también existen errores que se cometen frecuentemente en los anuncios:
  • Música reconocible, es utilizada frecuentemente, pero
    es preferible que no se abuse de ella pues la atención debe centrarse en el mensaje. Puede ser el mayor error que cometamos: Un bonito anuncio con una música genial que no se sabe qué anuncia.
  • Utilizar música de fondo cuando quien habla es un testimonio, una conversación, o entrevista, pues la atención debe estar en el mensaje de la persona.
  • Cambios en el estilo o ritmo musical del anuncio sin justificar.
  • Interrumpir una melodía no coincidiendo con un final total o parcial del anuncio.
  • Cortar la música reiteradamente en distintos momentos del anuncio puede ser defectuoso.
  • Utilizar una música poco adecuada al motivo del anuncio, como un tango para hablar de Brasil, o música actual en un anuncio que hace alusión a la Edad Media.

Un consejo: Uno de los factores que más influye en la percepción por parte del público objetivo de la personalidad de la marca es la música. Utilice la música para diferenciarse, para decir “aquí estoy yo”, úsela para segmentar al público objetivo.

Un dato: El 98% de los anuncios contienen música. Las cuñas son el elemento que mejor queda retenido en la memoria. La música traspasa fronteras, identifica pueblos, etc. En publicidad sobre todo, crea ambientes, recuerda épocas, etc. Muchas veces la publicidad es recordada por la propia canción o melodía a lo largo de los años, ¿Quien no se acuerda de la canción del Cola-cao, o de las muñecas de Famosa?

Actualidad: Más del 90% de los consumidores prefiere ver anuncios divertidos y con humor, según el estudio "Aspectos importantes de la publicidad" elaborado por la empresa alemana Innofact AG. Mientras que el humor es una estrategia general para todos los consumidores, la publicidad sentimental o en la que aparecen niños, bebés o animales atrae predominantemente a las mujeres. Por otra parte, el discurso dirigido a los públicos objetivos jóvenes pasa sobre todo por la música.

El resbalón publicitario: No sería la primera vez que la música es utilizada para promocionar indebidamente productos alcoholicos, perniciosos para la salud, o en general de publicidad prohibida. Este fue el caso del anuncio que tuvo que retirar Antena 3 hace unos años, que utilizaba una supuesta promoción de la música latina que realizaba la discográfica Dro East West. El tema en cuestión se llamaba Duca-2 Music. Además los anuncios utilizaban eslóganes similares a los de la marca de tabaco Ducados.

Siga la música del eslogan “¡Qué bien! ¡Qué bien! Hoy comemos con…”. ¡Musicalícese!

Más Publicidad y Marketing en...