Menú principal

Publicidad Falsa o Veraz¿Recuerda el séptimo mandamiento? Es éste, a su vez, el primero en publicidad, al menos el primero para no estropear su buena imagen.

La publicidad se ha convertido en el fenómeno sociocultural más importante en la actualidad, por lo que miles de millones de personas reciben impactos publicitarios constantemente. Después de tantas experiencias publicitarias los “publividentes” han desarrollado un tamiz que criba los mensajes publicitarios.

Imagine que lanza un anuncio y éste es suficientemente ingenioso para superar todas las cribas de la gran masa, pero usted ha lanzado un mensaje sin hacer caso al séptimo mandamiento, “no mentirás”. Cada consumidor que no encuentre en su establecimiento, llevado por la publicidad, el producto que usted ha anunciado se sentirá frustrado, se lo contará a otros diez y su establecimiento bajará bastantes puestos en el posicionamiento mental de cada uno de ellos.

No solamente se trata de ética, sino de estrategia. Si usted lanza un producto de 600€ bajo un descuento del 60%, los compradores que vayan a su establecimiento esperarán comprar por menos de 300 €. Si al final el producto cuesta 500 €, primero no conseguirá vender pues llegará a su establecimiento un cliente al que no le interesan las condiciones, y en segundo lugar este cliente y su círculo de influencia no volverán a creer en su publicidad, no le considerarán dentro de sus establecimientos preferentes y habrá perdido una parte más o menos importante de su clientela.

Cuantos más anuncios fraudulentos o poco fiables se emiten en un medio la credibilidad del mismo y todos sus anunciantes se ven perjudicados, es el caso de algunas televisiones locales. La publicidad tiene muchas similitudes con la comunicación entre las personas, se hace más rica con una broma o con una pequeña exageración, pero sólo confiamos en nuestro interlocutor hasta que comienza a tergiversar o a faltar a la verdad.

Cuide varios aspectos al realizar su publicidad:

  • Los peligros que implica el producto: Como es el caso del consumo de medicamentos, bebidas alcohólicas, o la edad mínima recomendada. En general cualquier forma de uso que pueda ser perjudicial para la persona.
  • La naturaleza del producto: Al menos ofrezca una información básica de qué es el producto o cómo se utiliza, para que no pueda existir confusión.
  • El precio: El precio al ser un elemento primario del producto debe aparecer de forma clara, al menos sí el descuento o rebaja. Este aspecto suele ser el más deficitario y en el que más se suele intentar confundir, aunque es tan frecuente como ineficaz pues el consumidor suele salir sin comprar y desengañado. Algunos ejemplos habituales:
    1. Venta a plazos, donde no se explican los intereses.
    2. Venta de coches, incluyen en el precio el descuento del Plan Prever que no suele utilizarse.
    3. Falsas rebajas donde se tergiversa el precio original, lo que es incluso delito.
  • Las condiciones de garantía: No es necesario que se incluyan en el anuncio publicitario, pero si se usa como argumento debe ser clara y sin ambigüedades.

El mensaje publicitario debe ser:

  • Veraz.
  • Verificable: Que el consumidor pueda comprobar en el establecimiento lo que ha visto o escuchado en la publicidad.
  • Honesto y respetuoso: Respetar la dignidad de las personas y los valores sociales evitará el rechazo de algún sector de la sociedad y de su grupo de influencia.
  • Leal a la competencia comercial: Aunque en Estados Unidos la crítica a la competencia se usa habitualmente, esto puede resultar de mal gusto para el consumidor. Además de no ser legal en España calumniar a la competencia, es preferible no burlarse de elementos que recuerden a la misma como eslóganes o productos similares.

Un dato: Por el descrédito que se está produciendo en algunas formas de publicidad está surgiendo lo que algunos llaman el “marketing viral”, que consiste en difundir comentarios favorables sobre una marca entre los potenciales consumidores para que estos a su vez lo divulguen con rapidez.

Un consejo: Sencillo, respete el séptimo mandamiento. Usted no miente a las personas que quiere, no mienta sus clientes.

Actualidad: La campaña Rayos X de Renault ha sido galardonada en la categoría de seguridad, y la de lanzamiento del modelo Prius de Toyota en la de medio ambiente, en los Premios de Publicidad a los Valores Sociales en el Automóvil, otorgados por la Fundación FITSA.

El resbalón publicitario: La Unión de Consumidores ha denunciado a Iberia y Air Europa por publicidad engañosa, por no ofrecer una información clara y transparente sobre el precio de sus ofertas y condiciones. Ambas compañías ofrecen billetes muy baratos pero que finalmente van incrementando su precio cuando se le suman tasas, impuestos y gastos de emisión. De este modo llegan incluso a triplicar su precio.