Menú principal

Publicidad en Plena Crisis¿Crisis? Puede ser una predicción, un hecho, una bola de nieve que va creciendo mediáticamente y cada vez que nos internamos en una conversación de economía o de mercado… ¿usted cree que hay crisis?

También en el mundo de la publicidad Advertising Age se ha preguntado por la tan traída recesión económica y ha buscado algunas respuestas, veamos algunas de ellas:

- Randy Ranson, responsable de marketing de Miller: “Mientras la gente siga queriendo beber cerveza nuestro negocio seguirá experimentando crecimiento”

- Howard Draft, de DraftFCB: “Aquí no pasa nada, los clientes no hacen recortes y nuestros presupuestos siguen intactos”.

- Brian Niccol, jefe de marketing de Pizza Hut: “Cambia la economía, cambia el consumidor. Nosotros nos adaptamos a esas necesidades y no tenemos problema”.

Bien, haya o tenga que haber, lo más conveniente será que estemos al tanto y veamos cómo tratar nuestra publicidad en caso de que las cosas no vengan bien dadas, internacional o localmente.

Lo mejor será que para comenzar recordemos dos principios básicos. El primero económico, cualquier tiempo de crisis es un tiempo de oportunidades, ¿por qué no seremos nosotros quienes las aprovechemos? Y el segundo, desaparecer o reducir los impactos publicitarios significa desaparecer, o bajar escalones, en las preferencias de los consumidores.

Es innegable que algunas empresas en tiempos de crisis optan por reducir sus inversiones en comunicación y publicidad: craso error. Diversos estudios han comprobado que las marcas que siguen en el candelero durante épocas de recesión e inestables, una vez superadas éstas, emergen con mayor rapidez alcanzando oportunidades de crecimiento superiores a las de quienes retiraron o disminuyeron la inversión publicitaria. Estos últimos a corto plazo consiguen mejores resultados financieros, a medio y largo plazo provoca pérdida de presencia en el mercado lo que evidentemente repercute en los beneficios.

El único recorte conveniente en la inversión publicitaria debería verse en función de la optimización de los recursos, es decir, aprovechar mejor la publicidad que se está realizando. ¿Cómo lo conseguimos? En primer lugar, si nos viéramos obligados a desestimar alguna inversión, eliminando publicidades superfluas mal estructuradas y dejando a un lado aquella que sólo parece vender a costa de desgastar nuestra imagen. Éstas suelen ser gastos no muy elevados individualmente en la factura mensual pero que en conjunto y a la larga suman mucho para obtener beneficios prácticamente imperceptibles.

Y en segundo invirtiendo mejor tanto cuantitativa como cualitativamente. Invirtiendo mejor cuantitativamente, intentando obtener buenos descuentos en los mejores medios, y cualitativamente haciendo un esfuerzo superior en cuanto a la planificación de la campaña: anuncios, horarios de los mismos, programación…

Una vez más la solución en publicidad pasa por las nada desdeñables cualidades de: ORIGINALIDAD Y PERSPICACIA, o en su defecto TIEMPO Y DINERO.

Un dato: Según los expertos, encuestados por el Next Level Strategic Marketing Group, la innovación será la clave para 2.008. Dos terceras partes de los expertos en marketing dijeron querer innovar en sus iniciativas.

Un consejo: Lo más importante debe ser ganar la guerra, no la batalla de los resultados financieros a corto plazo. No deje que el público se olvide de su marca porque… ¿usted no ha creado una marca sólo para los años de bonanza?

Actualidad: Según Martin Sorrel, CEO de WPP, a pesar de la recesión que está viviendo la economía mundial, 2.008 será un buen año para el sector publicitario, incluso mejor que 2.008, según declaraciones en Today Programme de la BBC. También señaló que será en China y en la India donde más crecerá el sector publicitario, tanto en 2.008 como en los años venideros.

El resbalón publicitario: Jung von Matt ha creado una de las mayores polémicas en la publicidad alemana del último año elaborando una campaña que para muchos muestra actos de zoofilia entre una mujer y un perro pastor alemán. La principal intención de sus creadores era, y parece ser que lo han conseguido, “llamar la atención lo máximo posible”. La polémica y el rechazo por parte de algunos sectores pueden influir negativamente sobre la marca, aunque de hecho la campaña ha sido concebida y producida por mujeres.

Más Publicidad y Marketing en...