Menú principal

Publicidad en los ComienzosTodas las empresas tuvieron que nacer en algún momento. Bien para cubrir unas necesidades del mercado, bien para competir en un mercado maduro, y todo ello en un mundo de información voraz y alta competitividad. Seguro que nunca los comienzos fueron sencillos pero en definitiva todas la empresas que subsistieron con mayor o menos éxito hicieron bien un puñado de cosas que queremos puntualizar aquí, publicitariamente hablando.

Todas las empresas de éxito nacieron siendo auténticos desconocidos para alcanzar el éxito con posterioridad, algo totalmente imposible sin una buena política de comunicación y publicidad. Lo mismo ocurre con los nuevos productos.

Una de las claves para el funcionamiento y desarrollo de una empresa, es la comunicación. El objetivo es sencillo, captar la atención y darse a conocer entre la gran audiencia, la gran masa de consumidores.

En primer lugar debemos conocer qué queremos comunicar, cuáles son los objetivos que queremos alcanzar y cómo queremos que nos identifique el gran público. ¿Cuáles son nuestras fortalezas? ¿Queremos que se nos identifique como una empresa con productos de calidad o con productos baratos?

A continuación debemos conocer cuál es el público al que nos dirigimos, el público objetivo, nuestro interlocutor. En este punto debemos personalizar, indagar, qué edad tiene, qué gustos, qué aficiones, que situación familiar o laboral. ¿Nos dirigimos a un público joven interesado en la tecnología o a otro adulto que busca productos financieros que le den seguridad?

El objetivo no debe ser sólo informar, a la hora de comunicar debemos convencer. El público a través de nuestras políticas de comunicación y publicidad debe convertirse en un afiliado a nuestra marca dispuesto a comprarnos. No podemos quedar indiferentes, puede que una mala primera impresión nos cierre las puertas de muchos hogares o simplemente se muestren apáticos ante nuestras marcas.

Debemos comunicar primero sentimientos y luego razones, posicionarnos tanto en las mentes como en los corazones de nuestro público. Nuestro producto se puede comprar de forma impulsiva o más reflexiva, pero en cualquier caso en nuestra comunicación, a la hora de convencer, debemos llegar en ambos sentidos, mostrar los beneficios subjetivos y los “contantes y sonantes”. Pero en muchos casos será más importante la percepción que la propia realidad.

A la hora de presentar nuestros productos de forma más o menos agresiva, debemos tener en cuenta que el público presentará objeciones, competiremos contra sus productos favoritos. Estamos intentando desbancar a la marca cotidiana y habitual. Sea constante y creativo, por supuesto acompañándolo de un producto que tenga un nicho real en el mercado.

Un dato: Lo anuncios con altas dosis de creatividad son hasta 11 veces más efectivos, según un estudio realizado por IPA, Thinkbos y The Gunn Report, publicado por la revista AdLatina. Destacan la emotividad frente a lo racional. También, como es obvio las campañas creativas funcionan mejor con más presupuesto.

Un consejo: La publicidad es vital para dar a conocer nuestra empresa o servicio. Una publicidad escasa nos pondrá en desventaja con la competencia y nos abocará al fracaso. Si no le conocen no pueden comprarle. El negocio de la tienda de barrio está sujeto a muchas variables que no podrá controlar.

Actualidad: Es tan importante la publicidad para el desarrollo empresarial que en plena recesión económica mundial la inversión publicitaria global sigue incrementándose en muchos medios. El gasto online crece en 55.200 millones de dólares y se incrementará hasta los 61.800 millones de dólares. Todo ello previendo un incremento sostenido del 10% anual.

El resbalón publicitario: Las marcas no conectan con los adolescentes. Según un estudio de DMnews, que calcula en 208.000 millones de dólares el gasto de este segmento, aunque los gustos son similares entre los jóvenes de 13 y 18 años las empresas se encuentran con grandes dificultades para escuchar a una generación de “nativos digitales ultraconectados”. Como principales dificultades destacan la obtención de resultados, la integración de los anuncios y la interacción con los jóvenes.

Más Publicidad y Marketing en...