Menú principal

Claim, Tagline y Eslogan PublicitarioEn todos los manuales de marketing y publicidad es insistente la necesidad de conseguir un buen eslogan sobre el que circule la comunicación y la propia razón de ser de nuestra empresa.

No obstante, en muchas ocasiones nos encontramos que se utilizan de forma indistinta palabras como eslogan, tagline, claim, cierre... que no necesariamente significan lo mismo.

Veamos y simplifiquemos: Todas ellas tienen en común que se utilizan para captar la atención y definir nuestra marca. Atendamos a unas sencillas definiciones que pueden ayudarnos cuando oigamos algunas de estas palabras:

-       Tag-line (tagline): Es una frase que resume la idea de una marca o producto de la forma más concisa posible, la esencia. Suele acompañar al logotipo.

-       Eslogan: Igualmente es la frase que resume la idea o propósito y complementa a la marca o producto. Se utiliza para posicionar nuestra marca, esencialmente con fines publicitarios.

-       Claim: Es una frase que nos ayuda a desarrollar el sentido de nuestra marca, el valor de la misma, adaptándola al momento o la campaña actual. Esto nos ayuda a trabajar con diferentes campañas y en diferentes momentos, e incluso con diferentes claims.

Tanto el eslogan como el tag-line tienen vocación de permanecer en el tiempo, de hecho existen marcas que han mantenido su eslogan durante décadas. Por su parte el claim pretende ser más flexible, modificarse, duplicarse, desaparecer... aunque se han creado claims que han tenido tal éxito que han pasado a formar parte de la marca y a convertirse en taglines o eslóganes.

Pese a algunas corrientes publicitarias que optan por saltarse los eslóganes o frases de cierre recurrentes, es importante contar con uno porque:

  • Es una herramienta poderosa capaz de captar la atención del consumidor y de explicar rápidamente nuestra filosofía.
  • Al añadir los beneficios a través de una frase, junto a la marca, explica las ventajas que tiene, lo bueno que puede ofrecerles.
  • Le ayuda a posicionarse con alguna cualidad concreta, a construir su marca.

Veamos ahora algunos consejos que debe seguir si está pensando en crear cualquiera de estos elementos, ya sea de forma permanente (eslogan, tagline) o para apoyar cualquier campaña o situación (claim):

  • Utilice frases cortas y palabras sencillas.
  • Debe ser fácil de recordar
  • Debe ser pegadizo.
  • Si es simpático, mejor.
  • Debe identificar claramente su producto o servicio.
  • Debe resaltar la cualidad principal, sobre todo en el eslogan o tagline, que sea una ventaja competitiva diferenciadora.
  • Puede utilizar recursos como la rima, la repetición, el doble sentido, la sorpresa... que lo harán más divertido e inteligente.

¿Te apetece conocer los mejores eslóganes de la historia? Dependiendo de la fuente los clasifican en una u otra posición, pero todos están en el top de las mejores listas:

  • Think Different (Apple)
  • ¿Te gusta conducir? (BMW)
  • Por que yo lo valgo (L´Oreal)
  • Si bebes no conduzcas (Dirección General de Tráfico).
  • Just do it (Nike).
  • El algodón no engaña (Tenn).
  • Hay cosas que el dinero no puede comprar para todo lo demás Mastercard (Mastercard).
  • Piensa en verde (Heineken).
  • Vuelve a casa por navidad (Turrones el Almendro).
  • Un diamante es para siempre (De Beers).
  • Un, dos, tres, picadora Moulinex (Moulinex).
  • Caro pero el mejor (Grundig).
  • Siguen, y siguen y siguen… (Energizer).

Un dato: La palabra eslogan viene del gaélico "sluagh-ghairm", grito de guerra, usado por las tribus irlandesas o de los Highlands de Escocia. De 1704 data su primer uso con el sentido actual. Ya sabe, haga de su eslogan su propio grito de guerra.

Un consejo: No corras para elegir un buen eslogan, tómate tu tiempo, será más fácil que aciertes. Los pequeños detalles marcan la diferencia.

Actualidad: Un estudio de Business Research ha descubierto que existen tres factores primarios que determinan un eslogan popular: claridad del mensaje, creatividad y familiaridad de la marca. Y explica, que al contrario de lo que se piensa, los eslóganes no tienen por qué ser cortos para gustar al público. También se debe tener en cuenta que una intensa exposición ayuda a recordar mejor un eslogan.

El resbalón publicitario: James de la Vega, artista callejero, asegura que el eslogan del iPhone 5S, “You are more powerful than you think”, es de su propiedad y acusa a Apple de robárselo. Según publicó The New York Daily News, James De la Vega lo utilizó para una serie de pinturas titulada “Become your dream”.

Más Publicidad y Marketing en...