Menú principal

Influencers en publicidad por Tomás Arriero

¿Quién prefiere que le ayude a elegir su próximo vehículo, su deportista favorito o su mejor amigo, que trabaja en una revista especializada de motor? ¿A quién le haría más caso para seguir una dieta de vuelta de vacaciones, a la perfectísima Kate Moss o a su hermana que ha perdido 10 kilos en un mes?

 

Veamos algunos datos:

  • IAB: El 49% confía en los blogs para decidir sus compras y el 45% en familia y amigos.
  • Nielsen (Global Trust Advertising 2015): El 83% confía en las recomendaciones de familiares y amigos y el 66% en las opiniones online.
  • Sprout Social: El 74% consultan redes sociales antes de efectuar sus compras.

 

Los “Influencers”, influenciadores, no son familiares pero son personas “corrientes” que mantienen una relación emocional con miles o millones de personas, de las que se han ganado la confianza.

 

Los influencers están en Youtube, Instagram, Facebook… mantienen blogs, webs… están inmersos en el mundo online y, por lo general, tocan temas concretos (moda, tecnología, salud, deporte…).

 

Veamos un ejemplo muy descriptivo. Fue aparecer la modelo Paula Echevarría (una de las influencers más importantes de España) con uno de los vestidos de la marca española Mioh en Instagram, y rápidamente las usuarias identificaron la marca y lo compraron masivamente hasta agotarlo.

 

No es nuevo que las marcas utilicen a famosos para recomendar sus productos o que intenten conquistar a los “influencers tradicionales” (presentadores de medios de comunicación, deportistas, modelos…). Pero en un mundo digitalizado donde los usuarios recurren diariamente a internet para buscar consejo, podemos utilizar a este grupo de personas en las que ya confían miles de consumidores (si es que están dispuestos).

 

Qué tener en cuenta a la hora de trabajar con influencers:

  • Cantidad y calidad: Tanto de seguidores como de contenidos y de canales por los que conectan.
  • Interés real por nuestra marca: Que sea cercano a nuestros productos y realmente desee ayudarnos a promocionarlos. Necesitamos una recomendación lo más real posible.
  • Alta implantación en la zona donde se distribuyan sus productos: No es necesario un prescriptor internacional si puedes contar con un gran influenciador local.
  • Incentivos adecuados: Tratar al influencer con profesionalidad, con un pago justo (económicamente, con producto u otros alicientes).
  • Utilizar el contenido generado: Publicar y  compartir el contenido realizado para multiplicar su repercusión y seguir disfrutando de la credibilidad del influencer.
  • Escuchar y medir: Compruebe lo que dicen los usuarios de la campaña y las variables de la misma (KPIS como impresiones, visitas, menciones en redes y blogs…).

 

La publicidad con influencers tiene algunas ventajas claras:

  • Es publicidad nativa, creada en internet y para los internautas.
  • Aumenta la confianza de los consumidores hacia nuestra marca.
  • Crea contenido de calidad y totalmente personalizado, que podremos utilizar en nuestra web y redes.
  • Aumenta el tráfico hacia su web.

  

Un dato: El WOMMA (Word of Mouth Marketing) confirma la tendencia de que los inluencers generan hasta cinco veces más ventas que la publicidad tradicional.

Un consejo: Una campaña con influencers debe estar igual de cuidada que una campaña tradicional. Controlar los objetivos, presupuesto y creatividad son factores que no se deben abandonar.

Actualidad: Uno de los anuncios más repetidos en los últimos meses ha sido el de Fauna Fanta, protagonizado por el youtuber Elrubius. Elrubius ya había sido utilizado por otras marcas gracias a su originalidad e influencia, como Domino’s Pizza, Kellogg’s, Oscar Mayer o Kit Kat.

El resbalón publicitario: La compañía Warner Bross ha sido multada por utilizar influencers por la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos. Warner Bros utilizó youtubers para promocionar su juego Shadow of Modor sin decir abiertamente que se trataba de publicidad.

 

Más Publicidad y Marketing en...