Imprimir
Categoría: Publicidad y Marketing

Naming, Elegir el NombreDiseño de campañas de publicidad, voces, actores, argumentos, estrategias… nos hemos centrado en miles de aspectos relacionados con nuestra publicidad, imagen y marketing. Pero el más importante, el referente principal, lo elegiste al principio: El nombre.

¿Le dedicaste bastante tiempo a elegir el nombre de tu empresa? ¿Te empapaste con las técnicas más sesudas de “naming”?

El “naming”, que no es otra cosa que ponerle nombre a una marca, es uno de los aspectos más importantes (si no el principal) de tu marketing y publicidad. Tu marca, o nombre, es lo que más se repite, lo que va delante, lo que miran y escuchan primero. Un buen nombre es una gran herramienta contra la competencia. Y lo malo es que una vez lanzado ya no existe posibilidad de marcha atrás.

Veamos algunas claves para elegir correctamente el nombre de nuestra empresa o de un producto:

Es tan importante la elección de un buen nombre (naming) y crear marca (branding) porque los consumidores en gran parte de las ocasiones no compran productos, sino marcas.

A la hora de elegir un nombre es conveniente huir de poner tu nombre, el de tu mujer o el de tu hija. No pongas un nombre simplemente porque te gusta o porque suena bien, pero desde luego busca que no lleve a confusión: Que sea demasiado largo, difícil de pronunciar o de escribir. Un nombre debe ser diferente y aportarnos valor.

En el campo de los aciertos podemos nombrar Dropbox, Groupon, Fedex, Acierto.com… algunos del namer Fernando Beltrán, como Amena, Opencor, Aliada, BBVA o Everis. Fíjese si el nombre importa, como dice Beltrán "No es lo mismo denominarse Faunia que Parque Biológico de Madrid, que es como se conoció durante 7 años. No iba nadie, fue cambiarle el nombre y haber colas".

Un dato: Según indica Scott Fogel, senior strategist de la agencia Firstborn, sobre la elección de las marcas, “juntando términos existentes con algo nuevo, las compañías pueden mantener la originalidad e intriga pero dando, a su vez, pistas a los clientes obre el producto que ofrecen”.

Un consejo: Busque que el nombre sea representativo del producto o negocio, original, llamativo y nunca viene mal un toque de buen humor.

Actualidad: Hay que tener cuidado con las “mentiras” que se cuentan en publicidad. La cadena australiana Coles, ha sido multada con 1,8 millones de euros por vender pan precocinado como “recién horneado”, según publica el diario Sydney Morning Herald.

El resbalón publicitario: Veamos algunos casos donde las marcas no estuvieron nada finas a la hora de elegir su nombre o el de sus productos: Mazda Laputa, Teka Gas, Centro Comercial La Stafa, Nissan Moco, Mitsubishi Pajero, Volkswagen Jetta, Extintores Palma Peña, Hp webOS, Peluquería Tijeras Fatales, GPS Ostia, Restaurante Miano…