Imprimir
Categoría: Publicidad y Marketing

Publicidad eficaz que funciona por Tomás ArrieroEs habitual que en los grandes eventos de marketing y publicidad resulten premiados anuncios tremendamente creativos. Y, entre ellos, también existen algunos tremendamente ineficaces. Por lo tanto, esos anuncios tan exitosos, ¿son realmente “buenos” si no sirven para alcanzar los objetivos que nos marcamos?

Por lo tanto, lo primero que tendríamos que decidir es qué queremos que consiga nuestra publicidad. Si recurrimos al concepto clásico, la publicidad debería:

Basándonos en los objetivos primordiales de la publicidad y teniendo en cuenta que, en general, las campañas de mayor efectividad se destinan al retail (consumo minorista), pensemos en las características que tienen en común los anuncios más eficaces:

Y definitivamente, hay que medir los resultados de la publicidad, de cara a conocer si ha alcanzado los objetivos que debimos marcarnos al principio (y que es lo primero, como habíamos comentado: Informar, persuadir, recordar… notoriedad, ventas, visitas…). Ten en cuenta que lo que no se mide no puede mejorarse o cambiarse, y no todos los objetivos se pueden medir de la misma forma (encuestas, ingresos, contactos…). Siempre será más difícil medir factores como la notoriedad o el reconocimiento de marca, pero vale la pena intentarlo (encuestas, visitas directas a tu web, monitorización de redes sociales…).