Imprimir
Categoría: Publicidad y Comunicación

tomas arriero responsabilidad social corporativa marketing publicidadLos consumidores, cada vez más, demandan campañas con fines sociales o medioambientales, piden que las empresas se involucren con los problemas de la sociedad. Aunque, al mismo tiempo, condenan a las marcas que no lo hacen con autenticidad, sino como un artificio marketiniano.

Empecemos comentando algunos términos que pueden confundirse y que no son lo mismo, aunque estén muy relacionados. Estos son:

Debemos tener en cuenta que lo que buscan las acciones de marketing y publicidad social no es estimular la compra de productos o servicios, al contrario, plantea objetivos no comerciales, producir un efecto en la sociedad que refleje un cambio de actitud hacia una causa social.

La publicidad social no tiene ánimo de lucro inmediato, aunque finalmente por la vía de generar una buena imagen y confianza en la marca se terminan generando ventas.

También es importante tener en cuenta que el marketing social debe ser un proceso continuo y tener en cuenta que los destinatarios son el centro y parte del proceso (debemos entender su situación, necesidades y deseos).

La publicidad solidaria tiene varios beneficios claros para las empresas.


Veamos algunos ejemplos de marketing social que funcionan:

Ya hemos visto que las acciones solidarias ofrecen multitud de posibilidades a las empresas, pero si no cuidamos milimétricamente estos dos detalles podemos causar una seria crisis de reputación: