Imprimir
Categoría: Publicidad y Comunicación

Publicidad y marketing de contenidos¿Recuerda la última publicidad que ha realizado? ¿O el último anuncio que le ha gustado? ¿Esos 20 segundos fueron de interés?

¿Recuerda el último artículo que ha leído? ¿Estaba patrocinado por alguna marca? ¿O era la propia marca la que exponía algún tema de su especialidad?

La tendencia en la publicidad y el marketing actual va por la creación de contenidos de calidad, de hecho existe todo un debate entre publicidad tradicional o nativa y marketing de contenidos (content marketing). Pero, ¿el marketing de contenidos es contenido o publicidad?

Antes de meternos en tal discusión veamos qué dice la Wikipedia:

Según sus definiciones, no se aprecia contradicción alguna, ambas técnicas tienen un objetivo común: Llegar al potencial cliente de las marcas lanzando un mensaje o contenido.

El principal problema radica en la “calidad” del contenido, o más concretamente en que los usuarios no quieren recibir “contenidos” que no les interesan. Sea en el medio que sea (televisión, radio, internet…) el consumidor rehúye los constantes impactos de anuncios o información que no busca o que carece de importancia para él.

A partir de aquí, tanto el marketing de contenidos como la publicidad tradicional deben aprovechar sus fortalezas para enviar mensajes útiles y de interés. Mientras que el marketing de contenidos suele hacerlo inundando internet (webs y redes sociales) con artículos que intentan ser de utilidad para los consumidores e interactuando con ellos, la publicidad lo hará llegando de forma masiva con atractivos anuncios en los medios en cuestión.

Veamos ahora qué podemos hacer con nuestra publicidad para ofrecer contenido de interés y que no resulte intrusiva para los consumidores:

En realidad el marketing de contenidos puede parecer muy novedoso, pero los medios tradicionales llevan décadas realizando publirreportajes, microespacios, suplementos… y todo tipo de material dedicado específicamente a la información del consumidor sobre un determinado tema. ¿Recuerda a ese doctor de una determinada clínica dando consejos sobre salud, belleza, alimentación, psicología? La gran diferencia es que antes no se le llamaba “content marketing”  y sobre todo que no se había producido la revolución de internet.

 

Un dato: 10 millones de posts en redes sociales ha sido realizados por empresas en el último trimestre. No obstante el éxito de las campañas de marketing de contenidos apenas alcanza el 30%.

Un consejo: Al tratar temas relacionados con la especialidad de su marca o empresa será reconocido como experto en el tema, por lo que conseguirá posicionarse y se ganará la confianza de los consumidores.

Actualidad: Bet-at-Home.com, portal dedicado a las apuestas deportivas, ha lanzado un spot con motivo de la Eurocopa de Francia donde francesas y franceses juegan al futbol desnudos, mientras son perseguidos por un gendarme. Anuncio al más puro estilo del cineasta francés Louis de Funès. ¿Le parece el contenido suficientemente atractivo?

El resbalón publicitario: Según el Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo, un 43% de los lectores estadounidenses y un 33% de los británicos se han sentido engañados tras leer contenido informativo, que en realidad era un reportaje pagado por una marca.