Los 4 sitios donde la imagen de tu negocio debe brillar

Existen cuatro sitios donde la imagen de tu negocio debe ser impecable: El punto de venta, tu personal, la web y redes sociales y la publicidad.

Sitios donde debe brillar la imagen de tu negocioLa imagen de tu negocio debe ser impecable, estar carente de suciedad y errores y brillar tanto como puedas, porque el consumidor no está dispuesto a depositar su dinero en lugares que no le ofrecen confianza.

Aunque cada elemento de la imagen de tu empresa debe ser cuidado con detalle, existen cuatro lugares básicos donde no podemos fallar, pues son la puerta de entrada de tus clientes y donde decidirán si te compran, si confían en ti o no. Estos son tu publicidad, el punto de venta, el personal de tu empresa y el entorno digital. Obviamente, que señalemos estos lugares no significa que no sea importante cualquier otro, sino que son los primeros y los que más concienzudamente debes analizar.

 Puedes ser el mejor profesional de tu sector, pero si tu imagen no es acorde con tu liderazgo profesional los consumidores no confiarán en ti y, por lo tanto, no te comprarán.

 

Además de mimar estos elementos, es esencial que sean coherentes entre sí. La coherencia no implica que debas contar lo mismo en todos los lugares donde se muestre tu imagen o marca, solo que debe expresarse de la misma forma. Tu marca debe expresarse con el mismo tono en todos los medios, con la misma imagen, tener en el punto de mira al mismo público objetivo... todos los elementos deben tener idéntico enfoque.

Los lugares básicos donde debes cuidar tu imagen:

  1. El punto de venta: El rótulo, la fachada, los elementos publicitarios interiores, el logotipo y los elementos de marca expuestos... todo debe estar cuidado y en armonía en el lugar donde se ejecuta la parte más importante del negocio: la venta.
  2. En el personal: Cada persona que trabaje en tu establecimiento debe cuidarse de ir impecable y tener una sonrisa siempre dispuesta para convertir cualquier duda del potencial cliente en una venta. Cuesta muy poco (aunque a veces no lo parezca) y es básico.
  3. El entorno digital: La web y las redes sociales son una parte más de la fachada de nuestro negocio y donde, hoy en día, se pueden ejecutar una parte de las ventas (en mayor o menor medida dependiendo de la empresa). Puede que no sea uno de tus canales más fuertes pero, al menos, debes dar una imagen seria y profesional. Es preferible una web sencilla y estar solo en las redes sociales que podamos atender. Recuerda que tu entorno digital debe ser limpio, original y aportar valor.
  4. Publicidad: Es la forma de llegar a miles de personas a la vez para informarles sobre tu negocio, persuadirles para que te compren y que te recuerden cuando tengan una necesidad de compra. Hacer publicidad es imprescindible si quieres ganar cuota de mercado y no quieres perder posicionamiento frente a tu competencia. Siendo necesario hacer publicidad, el usuario rápidamente distinguirá el nivel de profesionalidad de tus anuncios y acorde a ello depositará en tí mayor o menor grado de confianza. No todo vale, por lo que debes cerciorarte de que el desarrollo de tus anuncios y los medios elegidos están a la altura del lugar donde quieres posicionar tu marca.

 

Comentarios potenciados por CComment