6 motivos por los que abandonar a un cliente

Algunos clientes son expertos en "robarnos" tiempo y dinero, en desmotivarnos. Hay clientes que hay que abandonar.
Motivos por los que abandonar a un cliente - Publicidad y Marketing por Tomás Arriero

Todos nos esforzamos por conseguir más clientes... pero la clave está en encontrar "mejores" clientes.

 
No, no todos los clientes son buenos para tu negocio... a algunos hay que echarlos.
 
Algunos clientes son expertos en "robarnos" tiempo y dinero. Nos hacen perder el tiempo; nos pagan tarde, mal o nunca; nos desmotivan... Por no hablar del coste de oportunidad, los clientes que dejamos escapar por atender a estos que nos complican tanto la existencia.
 
 
Aquí te muestro seis clientes que debes dejar marchar siempre:
 
💸 El que no paga: Desconfía ante cualquier excusa. Muchas veces, detrás de la primera viene la segunda, y la tercera, y... y tu trabajo es demasiado valioso como para regalarlo. ¡Cuidado! Hay auténticos expertos en no pagar por miles de motivos... cuando el principal es que no tenían pensado pagarte desde el principio.
 
💸 El que pide cambios constantes: Hay clientes que siempre quieren otra modificación, una gestión más, una última muestra, ver varias alternativas... No digo que no debamos mejorar o reparar determinados trabajos... pero, ¿has pensado si compensa el tiempo empleado?
 
💸 El negociante incansable: Cuidado con esos clientes que siempre buscan la forma de pagar menos, de obtener un último beneficio o mayor cantidad de producto o servicio. Y, lo que es peor, muchas veces, después de acabado el trabajo.
 
💸 El que no valora tu trabajo: Me refiero a aquellos clientes que siempre ponen pegas a todo, muchas veces con un desconocimiento total de tu profesión y sin ningún criterio. Te dicen constantemente cómo hacer tu trabajo, dudan de tus soluciones, no escuchan tus consejos... Pueden no parecer malintencionados, pero lo cierto es que desmotivan y generan mal ambiente.
 
💸 El que se niega a pagar por adelantado: Aunque cada profesión tiene sus propios hábitos, no dice mucho de un cliente el hecho de que no quiera dejar un depósito, pagar parte del trabajo por adelantado... aunque sea solo para cubrir los gastos materiales. Si al final va a pagar, ¿por qué no puede hacerlo desde el principio, al menos una parte? Puede que no piense hacerlo o simplemente no pueda.
 
💸 El que te pide más de lo que sabes o puedes: En este caso el problema eres tú mismo, más que el cliente. Sé honrado y déjalo marchar. Puede que no estés preparado para ese trabajo, no tengas capacidad o simplemente tus costes sean demasiado elevados para competir por esa operación.
 
 
Si logras decir "no" a algunos clientes, le dirás "si" a otros mucho más rentables. ¿No crees que vale la pena? 

Comentarios potenciados por CComment

Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto